miércoles, 23 de enero de 2013

Relato corto y Oración

Relato corto


A un hombre le ha llamado la atención una noticia sobre la disminución en el robo de personas, para pedir luego algo a cambio por ellas. Recibe una llamada de su hermana, quien está preocupada porque su padre, anciano, no contesta el teléfono. Van al domicilio del padre y encuentran desorden, la estufa prendida, la ausencia de algunos electrodomésticos, pero lo más preocupante, la ausencia del padre. Ponen la denuncia, son remitidos a un sitio especializado en el tema, que no puede registrar el caso, porque nadie ha visto nada, ni nadie se ha comunicado diciendo que tiene al padre. Sólo aceptan que hubo hurto y unos días después, aceptan que hubo desaparición. Al mes una persona que no se identifica, se comunica con la hermana informando que tienen en su poder al padre y que necesitan algo a cambio, pero que si denuncian este hecho, el padre muere. El hombre comprende entonces por qué las noticias sobre la disminución sobre el robo de personas muestran que este problema ha disminuido.


                                                (c) Copyright Paulo Duque - 2007

Relato participante en: -La ciudad jamas contada-, de El Tiempo; en la categoría -Denuncia-, hacia finales de 2007, e inicios de 2008.


Foto Paulo Duque


Oración del Secuestrado

Señor,
hoy será otro día lejos de mi familia,
pero cerca de ti.
Permite por favor,
que si mi cuerpo está secuestrado,
no lo esté mi corazón, ni lo esté mi alma.
Que quien hoy es mi captor,
mañana y siempre sea simplemente mi hermano,
logrando él también rescatar su vida, perdida.
Que nunca olvide,
que este dolor pasajero,
es poco frente a lo que tu padeciste.
Te pido especialmente por el país,
por todas aquellas personas que se piensan libres,
pero tienen secuestrada la conciencia.
Finalmente, y si no es mucho pedir, Señor,
haz que cuando vuelva a estar en condición,
te tenga tan presente como hoy.


paulofduquer1@gmail.com